Águila Real
				
(Fotografía: Fernando Marsá)
Águila Real

(Fotografía: Fernando Marsá)

Desde el Cerro del Castillo podemos observar el vuelo majestuoso
de algunas aves rapaces, como los buitres o las águilas reales

Collado Mediano
Hombre y naturaleza a través del tiempo
Collado Mediano
Hombre y naturaleza
a través del tiempo

Mamíferos silvestres
Aves depredadoras
Cigüeñas
Pájaros del Cerro del Castillo

Aves de los prados
Aves del encinar
Pájaros favorecidos por el hombre
Mariposas

 

Mamíferos silvestres

El hombre ha considerado como competidores suyos a una serie de grandes depredadores que causaban daños en la ganadería o en la agricultura. Al mismo tiempo otros grandes vertebrados, como ciervos y gamos, fueron perseguidos para alimento o suministro de pieles. Los datos históricos indican que en Collado Mediano ha desaparecido el oso (siglo XIV-XV), el lobo y el lince (siglo XX). Sin embargo otros animales escasos en épocas pasadas han experimentado un fuerte aumento al cesar las actividades agrícolas y ganaderas, este es el caso del corzo, el jabalí y el zorro.

CorzoAunque poco abundantes, es posible ver corzos en el Cerro del Castillo. En los últimos años se han extendido a partir de los pinares de Valsaín, donde tienen sus núcleos más densos. Vive en los bosques de pino y roble que alternan con campos y praderas, y está muy bien adaptado a moverse entre el arbolado a pesar de su relativo gran tamaño.

A partir de los año 60 también el jabalí hizo de nuevo su aparición. Aunque es abundante, es más fácil ver sus huellas que al animal, dadas sus costumbres nocturnas. Son frecuentes sus hozaduras en las praderas, donde busca bulbos y raíces. Durante el día suele permanecer escondido en las zonas espesas del bosque y el matorral.

Zorro
Desde mitad del siglo XX, el zorro abunda en la zona de Collado. Son frecuentes sus malolientes deyecciones alargadas, donde la presencia de restos vegetales demuestra su adaptabilidad a comer de todo.



 

Aves depredadoras

Ciertas aves rapaces han resistido con éxito las injustificadas y continuas persecuciones a que han sido sometidas por el hombre. La mayor parte de ellas han retirado sus nidos a zonas menos frecuentadas, utilizando el resto de la comarca como territorio de caza. Actualmente, está penado por la ley matar o capturar a estos animales.

RatoneroEl ratonero, es una rapaz muy útil por el gran consumo que hace de roedores perjudiciales. Es fácil verle planear desde el Cerro del Castillo y oír sus gritos semejantes a maullidos. Con frecuencia, se le puede ver sobre postes y troncos, que utiliza como posaderos para detectar a sus presas. Su envergadura (longitud entre la punta de las alas extendidas), es de 1,30 m.


El cernícalo, aunque de menor tamaño, es junto con el ratonero, la rapaz más abundante, sobre todo en las zonas bajas y pobladas. Para capturar sus presas es frecuente verle volar quieto sobre un mismo punto, batiendo rápidamente sus alas. Suele criar en nidos abandonados por otros pájaros y ocasionalmente en las grietas de los muros de las iglesias.



Águila CalzadaDesde el Cerro del Castillo no es raro ver otras rapaces en vuelo, como águilas reales, perdiceras y calzadas, o en verano milanos negros y alimoches, que por el color de su plumaje, estos últimos, pueden confundirse con cigüeñas. A las águilas calzadas se las llama así por poseer plumas que recubren las patas. Suelen ser muy parecidas a las ratoneras, aunque la mayoría de ellas son más claras y su cola es más estrecha y larga. Más difícil resulta observar a las rapaces nocturnas como lechuzas, búhos y mochuelos.

Las aves que podríamos llamar carroñeras también están presentes en Collado Mediano. Su alimentación depende de los restos de otros animales muertos. Tiempo atrás fueron más abundantes, incluso algunas otras especies hoy ya desaparecidas como el quebrantahuesos, que se alimentaba de los huesos de los cadáveres, eran fáciles de contemplar en la Sierra de Guadarrama.

La silueta del buitre leonado es aún frecuente de ver. Más raramente, también la del buitre negro. Las causas de esta reducción parecen ser debidas a la menor abundancia de cadáveres de grandes animales, ocasionado por la casi desaparición del numeroso ganado que pastaba no hace muchas décadas por esta región. También, las molestias causadas a los nidos por los excursionistas, han forzado a estas aves a anidar en lugares más apartados y abruptos de la Sierra.Conejos

 



Cigüeñas

En el nido que existe sobre la torre de la iglesia, cada año, una pareja de cigüeñas suele criar dos o tres pollos. Durante el mes de mayo y primeros días de junio podemos ver a las crías tomando sus "clases" de iniciación al vuelo.

Durante los meses del verano, especialmente en las horas más calurosas del día, las cigüeñas abandonan sus nidos para concentrarse en las orillas de los humedales y pantanos de la zona. En Manzanares el Real, donde hay una numerosa colonia de cigüeñas, en los meses de julio y agosto las podemos ver agrupadas por decenas, compartiendo las playas que se forman en el contorno del Embalse de Manzanares con patos y garzas.

 

Pájaros del Cerro del Castillo

El hecho de que el cerro haya sido durante mucho tiempo terreno de caza libre, muy próximo al pueblo, hace que muchas especies de aves, sobre todo las más buscadas por los cazadores, se hayan hecho muy escasas y raras. Sin embargo, bastantes pájaros pequeños como los pinzones, escribanos, collalbas, herrerillos, totovías, currucas, etc. son abundantes y fáciles de observar.

La diversidad y distribución de la fauna de pájaros refleja las características de los distintos territorios que existen en los alrededores del cerro: zonas de rocas, zarzales, pinares, prados, encinares, etc. Cada zona tiene su fauna de pájaros característica debido a que estos se han adaptado a alimentarse, esconderse o construir sus nidos en los distintos tipos de estados del suelo y la vegetación. Así el abandono de las zonas cultivadas se ha reflejado en la disminución de algunas especies características de estas áreas, como las alondras y las terreras.

La fauna de pájaros no es la misma en verano que en invierno. En verano, podemos ver pájaros como las golondrinas, tórtolas, codornices, etc. Pero en Collado Mediano hay especies que aumentan mucho en invierno: mosquiteros, petirrojos, currucas, zorzales, etc.

CollalbasEn el Cerro del Castillo hay dos especies de collalbas. Son muy aficionadas a volar de piedra en piedra posándose en las cercas y en los bloques de granito. Normalmente construyen su nido en el suelo y es bastante fácil verlas en primavera o verano, pero no en invierno, pues cuando vienen los fríos se desplazan a zonas más cálidas en Africa.

Collalba Gris y Collalba RubiaLa collalba gris tiene la cabeza y el dorso de ese color, mientras que el pecho es crema. La collalba rubia tiene la cabeza, dorso y pecho de color crema. Son fácilmente distinguibles, pues al levantar el vuelo se hace visible una mancha blanca que poseen en la cola. Ambas especies también tienen otra mancha característica junto a los ojos. Son insectívoras y emiten un típico tac, tac.

 

Aves de los prados

En primavera, junto a las cigüeñas, en los prados de Collado podemos observar a las codornices, que escondidas entre la hierba dejan oír su típico "uit-uit-uit". Es difícil hacerlas volar, sobretodo en la época de la cría, pues escapan a peón entre la hierba. El vuelo es bajo, recto y ruidoso. Su pequeño tamaño les permite camuflarse con gran facilidad entre las hierbas y matas existentes en los prados. La mayoría de nuestras codornices pasan el invierno en África, a diferencia de otros parientes cercanos como las perdices que son sedentarias.

AvefríaCuando la codorniz se ha marchado, en invierno, podemos ver a las avefrías en los prados húmedos de Collado. Buscan larvas y lombrices hundiendo el pico entre la hierba. Su tamaño de 30 cm. es considerablemente mayor que el de la codorniz. Tiene un comportamiento migratorio inverso a estas, desplazándose al Centro y Norte de Europa para criar en primavera.

 

Aves del encinar

Herrerillo ComúnJunto con otros pájaros, en los encinares, es frecuente el herrerillo común, que anida en los huecos de los árboles. En los alrededores de Collado, y muy parecidos al herrerillo, suelen encontrarse el carbonero común y el carbonero garrapinos, este último típico del pinar. Todos ellos son pájaros de pequeño tamaño ( 12 cm.) e insectívoros. Están muy protegidos por la ley, pues libran a los bosques de plagas de insectos perjudiciales. En ocasiones se les coloca casetas de madera colgadas de los árboles, para que puedan anidar.

Uno de los pájaros más típicos del encinar es la paloma torcaz, que hace unos nidos muy rudimentarios con ramitas secas. En invierno se alimenta de bellotas y en verano de granos.

 

Pájaros favorecidos por la presencia del hombre

Cogujada ComúnLa cogujada común vive bien en las zonas roturadas o desprovistas de vegetación cerca de los pueblos. En Collado Mediano después de la desaparición de las labranzas y de la disminución de las corralizas de ganado, se la ve sobre todo en los bordes de los caminos y de las carreteras, donde se come los insectos atropellados por los coches.

Estornino NegroEl estornino negro, muy frecuente en nuestros tejados, donde hace notar su presencia por sus fuertes silbidos y chirridos, también es favorecido por la presencia humana. Si bien es molesto por estropear los tejados al anidar, es beneficioso al esparcir las boñigas de las vacas en los prados. En invierno forman grandes bandadas, en busca de alimento.

Igualmente se han visto favorecidos otros pájaros emparentados con los cuervos, como las grajillas y las urracas, que son omnívoros (es decir, comen de todo). El abandono de basuras y residuos por el hombre y la ausencia de otros depredadores, ha hecho que proliferen notablemente. Pero como pueden destruir los nidos de otras aves, su abundancia resulta perjudicial.

 

Mariposas

En primavera y principios del verano, el Cerro del Castillo permite la observación de distintas especies de mariposas. En Collado existen unas 50 especies diurnas y un número mucho mayor de nocturnas. Estos y otros insectos se alimentan de plantas y flores, y a su vez, ellos son alimento para pájaros y otros animales.

MariposasAlgunas de ellas se localizan en la cumbre del cerro, como el "macaón", cuya oruga vive en varias plantas de la familia de las umbelíferas (perejil, cicuta, hinijo). También vemos allí el "podalirius", cuya oruga vive en el endrino, en el almendro y en otros frutales.

Entre las numerosas mariposas blancas, está la inconfundible mariposa del majuelo. Se distingue de las demás porque tiene todas sus nerviaciones destacadas netamente sobre el fondo blanco, lo que le da un aspecto de gasa. Su oruga vive en el majuelo o espino blanco.

 

Álbum Fotográfico

Panorámica de la Sierra del Castillo